domingo, 20 de mayo de 2012

Día veintiuno

Decir NO es complicado, pero ¡placentero! cuando comienzas a decirlo ya no puedes parar.
Tengo 36 años y llevo 36 años diciendo si, aunque no era lo que deseaba. La sensación de libertad y de autodeterminacion produce un vértigo dulce el cual quiero seguir sintiendo. La mueca en el rostro de aquellos que me piden algo en lo cual siempre habría dicho si, me confirma que estoy sumido en un profundo cambio. 
 NO se a donde llegaré por este camino, pero se que NO quiero parar y NO quiero dejar de sentir. 

Me han dado flores de bach y ayer le dije a la persona que me las dio que se había equivocado, lo que me estoy tomando es "el suero de la verdad!".

2 comentarios:

  1. Doy fe de ello,
    aun que creo que la vida es un SI
    un si lleno de oportunidades para experimentar, sentir, crecer, resolver...
    lo que has hecho a sido un sí.
    (a mi entender)
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razon, el subconsciente no tiene sentido del humor, es mejor cuidar las palabras para que no se hagan realidad y la negacion es poco buena. Por cierto a cualquier pregunta que me hagas la respuesta es SI.

      Eliminar