viernes, 18 de noviembre de 2011

Día once

Escribir a mano es un placer que se perdió con la llegada del ordenador y de la maquina de escribir. Si alguna vez habéis escrito una carta de amor, no dudéis que la única forma de llegar al corazón de la persona amada fue con la caricia que produce la letra personal de uno mismo. Cuidad a vuestros seres queridos, escribidles de vez en cuando a mano. Desde que lo he vuelto a practicar he mejorado la caligrafía, se pierde la costumbre y cuesta volver a hacerlo, como montar en bici, pero una vez que recuerdas puedes llegar a mejorar tu estilo.

3 comentarios:

  1. Hay solo una cosa mejor que escribir a mano: escribir a mano con una pluma de verdad, de preferencia una muy elegante que asegura que la querrás llevar a todas partes. Sirve para escribir cartas de amor con estilo y firmar contratos de negocios con elegancias. Y mientras tanto, acaricia la mano y tu vista.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Valedeoro. Donde esté una estilográfica que se quite cualquier bolígrafo o lapiz. Pero no hace falta que sea muy cara. Yo uso una estilográfica sencilla y barata. Se adapta perfectamente a mi mano y al ser economica no me da miedo de llevarla siempre detrás. Si son muy caras da un poco de miedo el perderla o que te la roben, que hay mucho "mano larga" por ahí.
    Para hacer esquemas rápidos, mapas mentales, lluvias de ideas... un lapiz de calidad es ideal. El sonido que produce al rozar el papel, el tacto, la variedad de trazos, la comodidad de poder borrar tantas veces como quieras... no tiene precio. Son papeles que luego vas a tirar a la basura y no te importa mucho la presentación.
    El ordenador para escribir es eficiente y comodo, pero no tiene el mismo encanto, ni transmite la calidez de la letra hecha a mano.

    ResponderEliminar