jueves, 22 de enero de 2015

Día menos treinta y uno

Un personaje llamado Ilde (yo) aparece y desaparece del escenario. A veces sorprendido me veo a mi mismo actuando en soledad, los movimientos físicos que realizo son interpretados con rigor de acuerdo al guión que alguien escribió. La forma de expresarme verbalmente y el contenido de lo hablado es un acto mecánico semejante a los muñecos parlantes. Podría haber aplaudido dicha representación sin embargo quedo atónito al ver mi inconsciencia:
¿cuanto tiempo llevo actuando? ¿desde esta mañana? ¿toda la semana? ¿hace años?

¿He vivido alguna vez fuera de este personaje del cual voy disfrazado?


Poco a poco empiezo a quererme, por ello aceptaré quien soy. Pero debo seguir trabajando para despertar de este sueño en el que vivo.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario