domingo, 9 de octubre de 2011

Día nueve

La felicidad es algo vulnerable, por ello deberíamos agradecer sentirla y no desperdiciar los buenos momentos. 
Son las 23:00. Esta noche mi hijo duerme en casa de su madre. Ahora debería "Estivilizarme" y llorar por su ausencia hasta quedar dormido. Pero seguramente no lo haré, pues me reconforta pensar despierto en el. 
He leído el método de dejar llorar a un niño, hasta que rendido por el abandono que sufre, queda dormido en la mas profunda soledad, argumentando que así su proceso de maduración se adelanta. Para que quede claro mi postura al respecto, ¡Me alegro de ser un tarado y no compartir semejante atrocidad! es mas, si conocéis a niños que lloren por la noche al sentirse desconsolados, os ruego que os acerqueis a ellos abrazadlos y pedidles disculpas en nombre de la humanidad. ¡SON NIÑOS! Los niños son los unicos Gurus verdaderos y con licencia de este mundo. Los tipos vestido de Lino con pelo largo y voz pausada son solo imitadores. Si quereis escuchar la verdad acercaros a un crio, él os dirá lo que necesitais saber. Algunos debemos sufrir la ausencia de semejantes criaturas, y os aseguro que no es amable. Buenas noches. Mañana será otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario