jueves, 18 de agosto de 2011

Intermedio

Gracias de corazón por leer esto que escribo. No soy sabio y por ello no puedo asegurar lo que está bien o mal. Pero la experiencias de la vida me enseñaron a coger el cielo con las manos, a reír y a llorar esto que te cuento, a coser mi alma rota, a perder el miedo a quedar como un idiota, a empezar la casa por el tejado y a dormir cuando mi pequeño no está a mi lado. (Gracias Fito)


No hay comentarios:

Publicar un comentario