jueves, 1 de agosto de 2013

Día cuarenta y cinco y último

Paralizado, desolado, perdido. Este blog lo empecé a escribir con la intención de mostrar las premisas que seguía para llegar a ser feliz y poder dar ejemplo. Después de un año intentadolo reconozco que no puedo seguir. Para dar ejemplo no basta con saberse la teoría, es imprescindible sentir y yo en estos momentos estoy tan lejos de ser feliz como lo esta la luna cuando corro en su búsqueda y se aleja para mofarse de mi.

Al menos me sirvió para saber que estoy vivo. El amor quema mi corazón a fuego lento y en la combustión me caliento las manos frías.

No pude abrir las ventanas de mi casa para que entrase el sol y la brisa de la mañana. En algún momento entre la vida anterior y esta quedaron atrancadas, solo puedo disfrutar del paisaje tras unos cristales polvorientos. 


Cruzando un frondoso bosque, encontró un anciano a un joven llorando a los pies de un árbol.
- ¿cual es tu desdicha hijo?
- estar preso
- ¿Preso? no veo grilletes que te detengan
- Tengo grilletes que aprisionan mi pecho, ¡una mordaza me impide sonreír!. Me siento en una jaula de cristal duro como el acero. No podría dar un paso aunque quisiera darlo.
- Si al llegar a una orilla no viste mas que agua, nunca estuviste cerca del mar.
  Si al subir una montaña solo divisabas la lejanía, es que no has estado cerca del cielo. 
  Amar fue la mayor locura que pudiste cometer y no abrirte para recibirlo el peor de tus errores.


Sed felices
Ilde

3 comentarios:

  1. No creo que la felicidad sea en sí misma una meta, creo que en la vida de cada persona hay momentos de mayor o menor felicidad, pero siempre se nos termina escurriendo entre los dedos y es posible que así deba ser.
    Suenan derrotistas tus palabras, no puedo decir nada, solo que tu blog resulta agradable por su sencillez y por el agradable trasfondo de tus post. Espero que sigas con el blog y mucho ánimo.
    Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Angel. Quizas vuelva a escribir, pero no en estos momentos.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. He dado con este blog por casualidad. Tras leerlo entero del tirón, me siento muy identificado en tu visión del mundo, la vida, y en cierto modo con tu proyecto personal.

    El comentario anterior me ha recordado esta canción. Puede parecer un manual de autoayuda cutre, pero escuchándola con atención, creo que dice una gran verdad.

    https://www.youtube.com/watch?v=GzMrGkWXJoc

    Un abrazo y espero que reconduzcas tu camino a la felicidad.

    ResponderEliminar